Adiós que te vaya bien

El objetivo Cristinista de controlar la justicia políticamente, ya es un hecho. El gobierno con el propósito de tener jueces alineados no sería otra cosa que seguir con la tendencia del “ir por todo”

Esta ideología Cristinista de tener la suma del poder público –ART 109 de la CN:En ningún caso el presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer- (retrocedemos a la época de Rosas) altera, claramente, la independencia de los 3 poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que es la base del sistema republicano de nuestra, ya tan golpeada Constitución, por eso el Articulo 1 de nuestra Constitución “encierra” un diseño institucional cuyo objetivo fundamental es evitar la concentración del poder y dar seguridad a los habitantes de la Nación.-

Todo empezó a precipitarse con la derrota del Kirchnerismo en el llamado “7D”, cuando no logro un fallo a favor en la primera instancia. Otro derrota que tuvo este gobierno fue que le falto un integrante en el Consejo de la Magistratura para imponer una candidatura para ocupar el Juzgado de primer instancia que tenía la causa del Grupo Clarín y como broche de oro, el fallo encontra la expropiación del predio de la rural.

Y así, fue como el sueño de Cristina de modificar el Consejo de la Magistratura fue tomando forma. Y Cristina se creyó que era la mismísima Justicia, por eso es la democratización de la Justicia.

Con esta aprobación en la Cámara de Diputados sobre las cautelares y el Consejo queda todo a merced del Cristinismo.

Ahora los integrantes del Consejo, seguirán el cronograma electoral, se presentaran en las primarias (deberían presentarse en realidad en las presidenciales, pero se cambia para antojo del oficialismo) el 11 de Agosto.

La justicia, podrá presentar la inconstitucionalidad de estas normas que han sido sancionadas. Cabe destacar que no solo la Corte Suprema tiene la potestad de declarar la inconstitucionalidad de estas leyes, sino cualquier Juez Federal. Y puede ser que haya un escenario parecido a la de ley de medios, con sentencias judiciales que van postergando y cuestionando la reforma, ahora norma.

Para concluir, El poder Legislativo se transformó en una escribanía express del gobierno, está claro que no se quiere “democratizar” sino demoler a la democracia.

Pensar que antes nuestra Constitución era un ejemplo para el resto de los Países limítrofes, -Luis María Boffi decía que nuestra Constitución había organizado el sistema institucional de la división de poderes y su equilibrio “casi con la precisión de un reloj”.

Por eso, creo, que si no se dicta la inconstitucionalidad de estas leyes, debemos decir, “adiós República, fue lindo conocerte”



Joaquín Rovira

Tw: @joacorovira