Y vos… ¿te animas a buscar el cambio?

Durante semanas se viene hablando del 8N. El fenómeno de los “auto-convocados” es la expresión de una gran parte de la sociedad que se llama a sí misma para mostrar su disconformidad. Pero. ¿Quiénes son?

No es un partido político, ni una clase social. Son personas. Personas que se unieron para, juntas, perder el miedo a hablar y mostrar su descontento. Son personas que tiene el valor suficiente para decir que quieren un cambio.

Es un país que no busca el beneficio de unos pocos, sino el de todos. Es una sociedad cansada de ESPERAR, que se propuso LOGRAR.

Ya están los convocados: tenemos las consignas y una gran masa de personas pidiendo lo mismo. Pero… ¿quién los representa? ¿A quiénes van a votar estos manifestantes?

Esta manifestación popular, este “grito” de un país que buscan el cambio, tiene que se el “motor” para que la oposición deje de lado sus diferencias y trabaje unida por una alternativa para esta población.

La oposición tiene un deber con este nuevo paradigma que está transitando tanto la política como la sociedad. El país necesita un cambio, pero más que un cambio: una “re-evolución” donde, por medio de la paz, se superen todas las diferencias para lograr la mejoría.

Y vos… ¿te animas a buscar el cambio?

Advertisements