El memorándum sin memoria

Imagen

 

 

Durante el mes de febrero la interna política más importante fue, sin duda alguna, el acuerdo con Irán.

         Ya hace tiempo que el Gobierno viene utilizando lo referido a las Malvinas como “caballito de batalla” para ganar popularidad. Esto ha sido  especialmente para “calmar las aguas” luego del 8N, el 7D, la fallida expropiación del predio de la Rural y lo que concierne a la Fragata Libertad. Pero solo para tapar algunos temas que luego tomaron más relevancia. 
         En primer lugar, lo que resulta tan atroz e ilógico de este pacto es que se está llevando a cabo con el país responsable de las muertes de tantas personas, en el atentado a la Embajada como a la AMIA. Es decir, se está negociando con el país gestor de estos atentados y que se negó a entregar a la Justicia Argentina a los sospechosos de dicho acto, cuando el  Gobierno argentino tiene la obligación de defender y proteger los derechos de todos los ciudadanos. 
        Por otra parte, cabe recordar que el 25 de septiembre de 2007 fue Néstor Kirchner quien denunció ante la Asamblea de las Naciones Unidas a Irán, debido a su falta de colaboración para esclarecer el atentado a la AMIA. 
        El Gobierno Cristinista instaló el pacto con Irán, es decir, con un país que está aislado del mundo, tanto por su política nuclear como por albergar terroristas.  Pero lo que más busca el oficialismo es quitarle la independencia y tantas funciones esenciales al Poder Judicial. El mismo ha pasado a ser el enemigo público Nro. 1. Esto se debe a que el Cristinismo lo que acusa de ser partícipe necesario de su derrota con el Grupo Clarín y con la Sociedad Rural. Aquí se demuestra cómo, sin duda alguna, Cristina quiere conseguir la suma de los Poderes Públicos  sin importar las consecuencias de sus actos. (Se viola el artículo 109 de nuestra Constitución Nacional: “En ningún caso el Presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas”.)
       Argentina con este acuerdo, el cual carece de sentido alguno, está perdiendo soberanía y a la vez se está distanciando del mundo. Claro está que para el Gobierno los DDHH son solo para algunos pocos. Esto se sintió cuando el Jefe del Bloque de FPV, el senador Pichetto afirmó con una frase poco afortunada: “les costó la vida a los argentinos de religión judía y a los argentinos argentinos que estaban en ese lugar”, dejando de lado el hecho de que toda vida tiene igual valor. 
       Todo esto nos lleva a replantearnos cuándo será el momento en que Argentina haga memoria sobre estos atentados y el Gobierno empiece a velar únicamente por los derechos de cada uno de sus ciudadanos. 

 

Joaquín Rovira

tw: @joacorovira

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s